PASSWORD RESET

Acámbaro en Otomí. Lugar de Magueyes.

La tradición oral, necesaria para el trabajo de los Cronistas

61 0

Santa Ana Maya, Mich.- En la Reunión Número 25 de la Asociación de Cronistas del Estado de Michoacán, A.C., se resaltó que el estudio de la tradición oral es básico para recuperar la memoria histórica de las comunidades del país.

La antropóloga Maricruz Romero, a nombre de la Universidad de Guanajuato, Campus León, agregó que los Cronistas, en este contexto, deben llevar a cabo esta tarea que exige una metodología y un  continuo respeto por aquellos que ofrecen un testimonio.

En el salón de actos del centro de salud de este municipio, la ponente insistió en que la historia oral es la otra parte del trabajo de los Cronistas, si bien éstos –y los historiadores también-, buscan escribir siempre narraciones con el respaldo de documentos, pero que no siempre debe ser así. La tradición oral es otra forma de contar la historia, remarcó.

Al evento asistieron Cronistas de diferentes regiones de Michoacán, así como la Asociación de Cronistas de Guanajuato, A. C. por medio del titular Gerardo Argueta Saucedo, quien obsequió un paquete de libros al Ayuntamiento para la biblioteca municipal. También estuvo Víctor Pérez Talavera, en representación de Ulises Romero, Director del Archivo Histórico del Poder Ejecutivo de Michoacán.

La anterior Reunión de los Cronistas michoacanos tuvo lugar en Queréndaro, mientras que la del mes de agosto, la ciudad sede será ahora Tarímbaro. El Cronista anfitrión, Alejandro Mercado, agradeció la asistencia de sus compañeros y el apoyo del gobierno municipal.

El Gobierno local ofreció apoyo para el desarrollo de la crónica regional


Asistieron Cronistas de varias regiones, incluyendo de la del Lago de Cuitzeo  


Maricruz Romero expuso a los asistentes el tema de la historia oral


El anfitrión, Alejandro Mercado, agradeció el respaldo del Ayuntamiento

 Gerardo Argueta, por Guanajuato, ratificó su apoyo a los Cronistas michoacanos

La foto del recuerdo ante el mural de la historia de Santa Ana Maya