PASSWORD RESET

Acámbaro en Otomí. Lugar de Magueyes.

El Ejército refuerza la seguridad en la Refinería de Salamanca

139 0

Heraldo de México / El Ciudadano

Desde las 7 horas de este lunes 7 de enero, elementos del Ejército Mexicano tienen el control del ingreso de los trabajadores a las instalaciones de la Refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex) “Ing. Manuel M. Amor” en Salamanca, Guanajuato.

El personal militar revisó las pertenencias de los trabajadores que llegaban a las puertas 1 y 4 por donde ingresa el personal administrativo, operadores y de mantenimiento. Y pese a la apertura del ducto Salamanca-León, este mismo día, el abasto de gasolina no se ha restablecido en el Estado de Guanajuato, en donde por 4 días las complicaciones para obtener combustible se agravan.

Probablemente en el transcurso de este día o de la semana, el abasto de gasolinas se normalice, muy a pesar del anuncio hecho en ese sentido por Pemex y el Gobierno de Guanajuato.

14 municipios, los afectados

Son 14 los municipios en donde se detecta una falta de gasolina, lo que generó compras de pánico de parte de los automovilistas, largas filas y hasta personas durmiendo en los vehículos.

Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Celaya, Silao, León, Guanajuato capital fueron algunos de los municipios con mayores dificultades, derivadas del rediseño de la estrategia de distribución para evitar el robo de combustible.

Algunas estaciones de gasolina optaron por racionar la venta y limitar a 10 o 12 litros por vehículo, sin precisar a los usuarios la fecha en que pueda restablecerse el abasto.

Gestión del Gobierno del Estado

En la crisis de falta de combustible, destacó el llamado del Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, a fin de solicitar a la Federación la regularización de la entrega de gasolinas. “Lo que pedimos y exigimos a la Federación, dijo, es que se restablezca cuanto antes el servicio”.

La Federación por su parte, propició el problema porque canceló los ductos para la distribución de gasolinas y usó transporte terrestre. Así busca evitar el “huachicol” o robo de combustible.

 

Foto 1:

El Ejército vigila al personal de la Refinería

 Foto 2:

La presencia militar inhibe el robo de combustible